a

Tips para mantenerse en forma en verano

El calor, la playa, el bronceado, la siesta, las barbacoas y parrilladas… está claro que el verano parece estar pensado para descansar y disfrutar al máximo, pero, claro, la buena vida suele traducirse también en el abandono, aunque sea temporal, de las buenas costumbres.

El ejercicio y la dieta pasan a un segundo plano cuando el termómetro sube, pero, después de cuidarse mucho durante los meses anteriores para la famosa “operación bikini”, no cuidarse se puede traducir en un aumento más rápido del peso.

Cómo mantenerse en forma en verano

El verano es temporada de verduras y hortalizas, algunas de ellas son deliciosas a la plancha o a la parrilla, así que no olvides incluir algunas en tus parrilladas, no solo son deliciosas, sino que resultan un complemento perfecto para tu dieta.

Cuando el calor más aprieta, nada como una alimentación fresca para combatirlo, si es lo que quieres, apuesta por las ensaladas ricas en verduras y frutas.

Los postres grasos son fáciles de tomar, es cierto, pero la macedonia es una excelente alternativa: deliciosa a cualquier hora del día y con un montón de nutrientes esenciales.

El verano no sería lo mismo sin los helados, pero, este año, apuesta por variedades más ligeras, algunas como los helados de hielo o los que aportan menos grasas son una buena forma de refrescarse sin desequilibrar la balanza.

Por supuesto, no puede faltar el ejercicio, y en verano están algunos tan completos como los juegos de pelota en la playa, la natación o simplemente pasear junto a la orilla del mar.

Lo mejor para mantenerse en forma en verano, y durante todo el año, es llevar una dieta variada los 365 días del año, y realizar algo de ejercicio cada día. Para aquellos que quieran perder peso de forma saludable, contar con la ayuda de un nutricionista es lo mejor.