quiropodia

¿Qué es el pie de atleta?

Escoger un calzado inadecuado o caminar por lugares húmedos como piscinas o vestuarios puede traer consecuencias problemáticas para nuestros pies. La humedad crea un ambiente muy propicio para la proliferación de hongos e infecciones que fácilmente se pueden contraer y, más fácilmente aún, se pueden propagar de persona a persona o por el contacto de alguna zona infectada, por eso es importante tener cuidado en piscinas y vestuarios públicos.

Uno de estos hongos es el denominado “Pie de Atleta”, o también conocido como tiña de los pies. El pie de atleta es una infección que afecta a los pies y se localiza generalmente entre los dedos y la planta, pero puede extenderse a las uñas o incluso a otras partes del cuerpo. Es muy común entre deportistas, debido a la sudoración que padecen los pies por el esfuerzo físico y también al frecuente uso de vestuarios o piscinas públicas.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los síntomas del Pie de Atleta son:

·Sequedad de la piel
·Descamación
·Inflamación
·Picor y escozor
·Ampollas

Las ampollas son el síntoma más evidente de la infección, cuando éstas se rompen, pequeñas áreas del tejido se quedan expuestas, causando hinchazón y dolor. Pero además, a menudo, llevan a un agrietamiento de la piel.

Este tipo de infecciones causadas por hongos se denominan micóticas, y proliferan en ambientes húmedos y cálidos. Por esta razón, el uso de un calzado cerrado que no transpire favorece la reproducción de estos hongos.

¿Cómo podemos evitarlo?

Para evitar el pie de atleta debemos llevar una higiene adecuada de los pies, dando especial importancia al secado de los mismos, sin olvidarnos de las zonas interdigitales. También resulta esencial evitar caminar descalzo por lugares como vestuarios, piscinas o duchas, que puedan ser muy frecuentados.

Esta infección requiere de un tratamiento supervisado por un servicio de podología profesional. Tus pies son muy importantes para tu salud…

¡No olvides cuidarlos bien!