shutterstock_2454493

Limpieza facial para estas navidades

Si esta Navidad tienes algún evento importante: cenas o comidas, seguro que ya estás planeando todo lo necesario para lucir tu mejor aspecto..

Limpieza facial

El estrés, el día a día, los ambientes cargados, el frío, pueden hacer que la piel acumule células muertas y poros obstruidos que dan un aspecto poco regular a la piel y hace que luzca sin vida. Rojeces, puntos negros, acné o células muertas son solo algunos de los “habituales” de la cara que se pueden eliminar con una limpieza facial.

La limpieza facial consta de una exfoliación, que permite retirar las células muertas y otros residuos, y además de cremas purificantes y limpiadoras, además, la hidratación será el último paso para conseguir una piel firme y de aspecto más brillante.

¿Cuándo realizar una limpieza facial?

Debido a que se trata de una limpieza en profundidad es conveniente realizar este tipo de tratamientos, al menos, dos o tres veces al año. En caso de hacerse para un evento, es recomendable hacerlo tres o cuatro días antes de la fiesta.

La limpieza facial en profundidad no es abrasiva ni agresiva, pero, es habitual que después de la aplicación del mismo, la piel muestre rojeces o pequeñas manchas que desaparecerán en uno o dos días.

Un rostro más bello

Una correcta limpieza diaria del rostro es esencial para mejorar el aspecto de este, pero, no siempre es fácil realizar una limpieza en profundidad, este tratamiento asegura un rostro más bello y sano, con una piel que aparece mucho más limpia, fina y suave y, por supuesto, con más brillo.